• Fundación Iguales valoró que máximo tribunal del país advirtiera sobre la omisión que la nueva Ley de Adopciones, en discusión en el Congreso, tiene frente a los/as convivientes civiles.

En medio del debate parlamentario que busca reformar el actual Sistema de Adopciones, la Corte Suprema advirtió al Congreso que los convivientes civiles –estado civil establecido tras la promulgación de la Ley que creó el Acuerdo de Unión Civil– estarían quedando fuera de esta esta norma.

De acuerdo al máximo tribunal, esto sucede porque el texto se refiere de forma expresa a todos los demás estados civiles –casado, soltero, viudo y separado- menos a este nuevo, el cual comenzará a regir plenamente el 22 de octubre y que beneficiará a parejas de igual o distinto sexo.

Esta opinión de la Suprema es relevante en cuanto alerta al Poder Legislativo sobre la importancia de armonizar este proceso en curso con el ordenamiento jurídico vigente y porque, al ser el máximo tribunal de país, tiene voz de autoridad. Como Fundación Iguales valoramos las opiniones de los ministros y ministras de la corte porque éstas generan jurisprudencia, lo que quiere decir que sus pronunciamientos podrían ser acogidos por tribunales inferiores, como los Tribunales de Familia y las Cortes de Apelaciones.  Por esto, se podría inferir que de no contemplarse en el proyecto de ley a los/as convivientes civiles, podría eventualmente ser objeto de litigación estratégica, lo cual derivaría, de todos modos, en un llamado del Poder Judicial al Legislativo para resolver ese vacío.

“Valoramos el pronunciamiento de la Corte Suprema pues no se entendería que en un mismo año el gobierno modifique el derecho de familia para crear un nuevo estado civil y, meses después, modifique nuevamente el derecho de familia excluyéndolo. Hago un llamado al ministerio de Justicia y a los miembros de la Comisión de Familia de la Cámara a que solucionen esta grave omisión”, dijo el presidente ejecutivo de Fundación Iguales, Luis Larraín.