• Las medidas están consignadas en un pronunciamiento jurídico solicitado por Fundación Iguales y Pride Connection y tienen relación con cambios en la documentación contractual, reorganización de la infraestructura y capacitación de colaboradores en temas de género, entre otras materias.

    Todo empleador deberá adecuar lo antes posible la documentación interna de personas trans que hayan rectificado civilmente sus partidas de nacimiento. Así lo determina el reciente pronunciamiento jurídico de la Dirección Nacional del Trabajo, que establece lineamientos para aplicar la Ley de Identidad de Género en espacios laborales.

    Las definiciones son parte de un documento de respuesta a la solicitud formal que Fundación Iguales y Pride Connection extendieron a la Dirección del Trabajo, en octubre del 2019, para que este organismo definiera un marco que resguarde la integridad de las personas trans y el respeto a sus derechos, al interior de las empresas y/u otros espacios laborales. Aspectos que no están contemplados en la Ley de Identidad de Género, 21.120, que reconoce y da protección al derecho de la identidad de género en nuestro país.

    “Las personas trans históricamente han estado expuestas a mayores niveles de vulnerabilidad y suelen ser víctimas de mayores niveles de exclusión, estigma y prejuicio social que repercute directamente en sus posibilidades de ingresar y mantener una relación laboral, es por esto que es tan trascendental este pronunciamiento ya que refuerza la protección y promoción del derecho de igualdad y no discriminación”, indicó Jorge Lucero, director jurídico de Fundación Iguales.

    Uno de los aspectos no cubiertos en la Ley de Identidad de Género es el plazo que tendrán los lugares de trabajo para adecuar la documentación del trabajador que realiza su cambio de nombre y sexo registral. El reciente pronunciamiento de la DT indica que en cuanto se notifique al empleador que un trabajador ha rectificado su partida de nacimiento, la empresa deberá iniciar en el menor tiempo posible la modificación de contratos, credenciales, tarjetas y todo tipo de identificación personal. Para recibir esta información, la Dirección del Trabajo señala que por normativa vigente toda compañía debe contar con canales de comunicación destinados a atender  los requerimientos de su personal y por lo tanto, debieran ser estos u otro procedimiento interno específico, los medios para hacer llegar la notificación respectiva. Por lo demás, de acuerdo a la Ley de Identidad de Género y el reglamento 365, el Servicio del Registro Civil e Identificación es responsable de informar la rectificación de identidad y la emisión de los nuevos documentos, a las instituciones públicas y privadas que requiera el solicitante, siendo esta otra vía de notificación.

    Para el director de Pride Connection, Emilio Maldonado, avanzar en esta regulación es fundamental, puesto que “el 66% de los trabajadores trans aún aseguran que es muy difícil conseguir trabajo y el 90% de la misma población dice esconder su identidad a sus jefes para evitar ser desvinculados. Con este pronunciamiento es posible establecer un parámetro de acción para que todas las empresas, no solo para las pocas que han avanzado en estas materias, logren que las personas trans puedan ser auténticos en un ámbito tan importante como es el espacio laboral”, explicó.

    El documento jurídico también hace referencia a la adecuación de políticas para el acceso a ciertos espacios comunes, como baños y camarines, indicando que cada empleador es responsable de la organización interna de la empresa, tarea que debe cumplir considerando la condición y situación personal de sus trabajadores y trabajadoras. De esta manera, cada espacio laboral no puede soslayar la identidad de género de sus dependientes, la que debe resguardar garantizando la dignidad de la persona y el respeto mutuo entre los colaboradores.

    La Dirección del Trabajo también indica que siendo obligación del empleador encargarse de la debida capacitación de los y las trabajadoras, es posible incluir en esta acción la formación de la fuerza laboral en temas de identidad de género y expresión de género.

    El pronunciamiento jurídico está disponible desde el sitio web de la Dirección Nacional del Trabajo.

    Sobre Fundación Iguales

    Fundación Iguales es una organización chilena sin fines de lucro, creada en 2011, que trabaja por la plena inclusión de la diversidad sexual y de género en el país. Este objetivo lo lleva a cabo a través de un acucioso trabajo educacional –en todos los niveles de la sociedad– que busca generar un cambio social desde las bases, a través de su participación en la discusión legislativa y la generación de políticas públicas que terminen con la violencia e igualen los derechos de las personas sin importar su orientación sexual, expresión o identidad de género.

    Así mismo, desarrolla un fuerte trabajo comunicacional para ampliar el alcance de su mensaje y sensibilizar al mayor número posible de personas, además de sumar apoyo a sus demandas y trabaja en los espacios laborales para volverlos más inclusivos y respetuosos.

    Sobre Pride Connection

    Pride Connection Chile es una red de empresas –iniciativa de Fundación Iguales– que busca promover espacios de trabajo inclusivos para la diversidad sexual y de género, y generar lazos para la atracción de talento LGBT a las distintas organizaciones que la componen.

    La iniciativa, nacida el 10 de agosto de 2016, ha generado un creciente interés en las empresas en Chile por construir, en conjunto, espacios laborales más inclusivos donde la diversidad sea vista como un valor y en los cuales el talento LGBTI tenga un espacio de desarrollo libre de discriminación.

    Actualmente la red cuenta con más de 80 empresas asociadas. Su comité estratégico de Pride Connection Chile está compuesto por Uber, Walmart, Empresas SB, Procter and Gamble, McKinsey, Bayer y Fundación Iguales.