Fundación Iguales celebró el pronunciamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dada a conocer este martes 9 de enero, en la que determinó que el matrimonio igualitario y la identidad de género son derechos humanos. La institución realizó su opinión oficial sobre ambos temas, tras la solicitud del Estado de Costa Rica sobre el reconocimiento de los derechos patrimoniales derivados de un vínculo entre personas del mismo sexo y de la adecuación de documentos de identidad para las personas trans.

 

Respecto a las uniones de parejas del mismo sexo, la Corte señaló que, de acuerdo a los estándares de DDHH, todas las parejas deben acceder a las mismas instituciones civiles que regulan a la familia, sean de igual o distinto sexo, incluido el matrimonio.

 

En el texto de la opinión consultiva, indica que, de acuerdo a los artículos 1.1, 2, 11.2, 17 y 24 de la Convención Americana de Derechos Humanos, “es necesario que los Estados garanticen el acceso a todas las figuras ya existentes en los ordenamientos jurídicos internos, incluyendo el derecho al matrimonio, para asegurar la protección de todos los derechos de las familias conformadas por parejas del mismo sexo, sin discriminación con respecto a las que están constituidas por parejas heterosexuales”.

 

La Corte se refirió, además, a la oposición que enfrenta el matrimonio igualitario por motivo de convicciones religiosas o filosóficas. Al respecto, afirmó que estas consideraciones no son parámetros para que la Corte determine el acceso a los derechos humanos.

 

Respecto a la identidad de género, la Corte Interamericana concluyó, unánimemente, que los Estados deben garantizar a las personas trans la rectificación de su sexo registral, nombre e imágenes a través de un procedimiento o trámite enfocado en la adecuación integral de su identidad de género autopercibida; basado únicamente en el consentimiento libre e informado sin requisitos de certificaciones médicas o psicológicas; y de manera confidencial. Asimismo, señaló que el trámite debe ser expedito y sin necesidad de acreditar intervenciones quirúrgicas ni hormonales.

 

Juan Enrique Pi, presidente de Fundación Iguales, calificó la opinión de la institución regional como “clara y contundente”. “La Corte Interamericana ha zanjado, desde la perspectiva de los Derechos Humanos, la discusión sobre el matrimonio igualitario y la identidad de género. Con esta opinión, ha concluido que el principio de igualdad prevalece por sobre las consideraciones religiosas o personales; y que las personas trans tienen derecho a rectificar sus documentos de identidad a través de un trámite expedito y no patologizante”, subrayó.

 

Costa Rica presentó la solicitud a la Corte en mayo de 2016, tras lo cual se recogieron diversas opiniones de Estados miembros de la OEA, organismos internacionales, ONG, academia y sociedad civil. Fundación Iguales fue parte del proceso de esta opinión consultiva, enviando observaciones escritas en febrero de 2017.