Esta mañana representantes de Fundación Iguales se reunieron con la ministra de la Secretaría General de Gobierno (Segegob), Paula Narváez, para entregarle más de 38.000 firmas a favor del derecho a la identidad y una educación segura de niños/as y adolescentes trans.

La cita se enmarcó en la llegada del mal llamado “bus de la libertad” dela organización española Hazte Oír, del grupo CitizenGo, llegará a Chile el lunes 10 de julio y recorrerá las calles de Santiago y Valparaíso.

 

Esta mañana el presidente ejecutivo de Fundación Iguales, Juan Enrique Pi, y la directora de educación, Isabel Amor, sostuvieron una reunión con la ministra de la Segegob, Paula Narváez, en la que le entregaron más de 38.000 firmas de ciudadanos y ciudadanas que velan por el respeto y el derecho a que los/as niños/as trans tengan una educación segura y se les reconozca su identidad de género.

La recolección de firmas comenzó el pasado miércoles 5 de julio –a través de la plataforma change.org–  cuando se dio a conocer la llegada a Chile del mal llamado “bus de la libertad” de la organización española Hazte Oír, del grupo CitizenGo, cuya circulación ha sido negada en países como España por considerar que sus mensajes incitan al odio contra las personas trans.

Sobre la cita, Pi explicó que “Fundación Iguales, junto a más de 38 mil personas, queremos que en Chile exista una educación inclusiva que respete la identidad de todos los niños y niñas, y que sin distinción tengan establecimientos educacionales seguros e inclusivos para su proceso educativo. Hemos venido a pedirle al Gobierno que mantenga la línea, que se mantenga firme en el respeto a todos los estudiantes, y que reafirme su compromiso con el derecho a la educación”, dijo.

Este bus ha estado además en México, Estados Unidos y Colombia con frases como “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombres, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo”, lo que es una clara negación de las identidades trans y llegará a Chile para recorrer las calles de Santiago.

En esta línea, la directora de educación e Iguales, Isabel Amor, agregó que “nos preocupa todo discurso que invisibilice o excluya a una parte de la población, sobre todo de una población históricamente discriminada como la trans y, en este caso, que intente hacer diferencias entre los niños y niñas de nuestro país. Seguiremos exigiendo ley de identidad de género para los niños, niñas y adolescentes que viven en Chile y apoyaremos todas las medidas que permitan que se eduquen”.

Durante la reunión, la ministra Narváez manifestó preocupación ante la llegada del bus por considerar que “la libertad de expresión tiene un límite y no puede vulnerar la libertad de otros/as” y aseguró que el Gobierno estará monitoreando su paso por el país.