Durante una nueva jornada de discusión del proyecto de ley de identidad de género, en la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de la Cámara de Diputados, el Gobierno presentó indicaciones que buscan reponer la inclusión de niños, niñas y adolescentes y que los/as cónyuges puedan decidir si continúan o no con su matrimonio en caso de que uno/a rectifique su partida de nacimiento.

 

Ayer, durante la discusión del proyecto de ley de identidad de género —que busca que las personas trans puedan adecuar sus documentos de identificación para que correspondan a su identidad de género— y que se llevó a cabo en la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de la Cámara de Diputados, el Gobierno presentó indicaciones, las que buscan reponer puntos claves para las demandas de la diversidad sexual: la inclusión de niños, niñas y adolescentes para que puedan acceder a este derecho, eliminación de exámenes patologizantes como requisito para el cambio de nombre y sexo registral, y que los/as cónyuges puedan decidir si continúan o no con su matrimonio en caso de que uno/a rectifique su partida de nacimiento.

 

“Nos alegra que el Gobierno haya presentado indicaciones a este proyecto en la línea que hemos solicitado. Aunque no hemos tenido acceso a estas indicaciones textuales, consideramos que las modificaciones presentadas robustecen el proyecto y le devuelven la dignidad que había perdido en el primer trámite en el Senado”, señaló Juan Enrique Pi, presidente ejecutivo de Fundación Iguales.