Durante la madrugada, Marcela Sierra, una mujer trans y trabajadora sexual en Talca fue atacada y golpeada con un bate sin mediar provocación alguna.

Marcela no es la única mujer de la comunidad trans de la región que ha sido agredida, de hecho, hace un par de semanas Carlota Lagos fue atropellada en un confuso incidente que aún se investiga.

Ambas mujeres son parte de la organización Transgéneras por un cambio, que lucha por los derechos de las personas trans.

André Oliveros, vocero de Iguales en Talca, rechazó este ataque: “creemos que es una manifestación más  de la vulnerabilidad a las que se ve enfrenta la comunidad trans en Chile y en especial en Talca. Este es el segundo ataque en menos de un mes e instamos a las autoridades a adoptar fuertes medidas para impedir que este tipo de situaciones se conviertan en habituales en nuestra región”, dijo.