Durante esta tarde, el director jurídico de Fundación Iguales, Jorge Lucero, expuso ante la CIDH que se encuentra en Chile en el marco de su visita In Loco para analizar las vulneraciones a los Derechos Humanos que se han cometido en el país en el marco del estallido social, que comenzó el 18 de octubre pasado.

Durante esta tarde el director jurídico de Fundación Iguales, Jorge Lucero expuso ante representantes de la CIDH que se encuentran en Chile en el marco de su visita In Loco, a propósito de las denuncias por vulneraciones a los Derechos Humanos, ocurridas en el contexto del estallido social.

 

La comisión se dará cita con diversos grupos de la sociedad civil, entre ellos, los que representan a las personas de la diversidad sexual y de género, en el que se encuentra Fundación Iguales, ya que lo que el organismo internacional busca establecer con su visita es conocer las causas del estallido social, tener conocimiento de las violaciones a los Derechos Humanos que se habrían cometido en este periodos, resguardar la memoria de las víctimas propiciando que no haya inmunidad y, además, evaluar la situación de la discriminación en Chile.

Es sobre este último punto en el que Lucero centró su exposición, asegurando que las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (LGBTI) en el país, eran víctimas de vulneraciones a sus Derechos Humanos históricamente y previo al 18 de octubre. Es por esto, que se refirió, entre otros, al Fallo Atala, cuya condena al Estado de Chile aún no ha sido cumplida a cabalidad y a la necesidad de reformar la Ley Antidiscriminación para que tenga una institucionalidad y tenga herramientas educativas que la conviertan en una ley preventiva, más que reactiva.

Finalmente, Lucero destacó que “la visita In Loco de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Chile, es un triunfo para la sociedad civil. Esperamos que desde las reuniones que se sostengan con los diferentes grupos, se puedan recabar los antecedentes suficientes para avanzar en los anhelos de justicia de las víctimas y sus familiares. La comunidad LGBTI -como grupo históricamente discriminado y víctima de todo tipo de violencia y abuso-, somos afectados de manera más agravada en contextos de crisis social y es necesario hoy más que nunca, el reconocimiento, respeto y promoción de nuestro derechos“.