El trámite es el tercero presentado por la fundación en los últimos cuatro meses y busca que el 3° Juzgado Civil de Concepción, realice el cambio de nombre y sexo registral de un hombre trans, para que sus documentos de identificación concuerden con su identidad de género.

Esta mañana Iguales -como parte de las acciones que realiza a través de su apoyo legal gratuito– presentó una nueva solicitud de rectificación de partida de nacimiento a un hombre trans en Concepción. Ésta, se suma a las dos hechas en noviembre pasado por la abogada pro bono Tammy Pustlinick y que constituyen las primeras acciones de este tipo que se realizan en la ciudad.

Pese a que el procedimiento es de índole no contencioso, es decir, que no existe un “pleito con una contraparte”, sino que es voluntario, y busca que el juez  o jueza autorice la rectificación de la partida de nacimiento de quienes lo solicitan, suele demorar entre cuatro meses y un año, ya que al no disponer en Chile de una Ley de Identidad de Género, la decisión queda al arbitrio del tribunal de turno.

Es por esto, que Pustlinick reitera la urgencia de aprobar cuanto antes la Ley de Identidad de Género – que el 7 de mayo próximo cumplirá 4 años de tramitación en el Congreso–, ya que “el trámite es lento, burocrático y sujeto a la voluntad del juez, quien tiene la facultad para decidir si la persona que solicita cambio de nombre y sexo “efectivamente es quién dice ser”… lo cual se torna en un procedimiento subjetivo y riesgosamente arbitrario”, dijo.

Esta idea fue reforzada por el coordinador de Iguales Biobío, Francisco Emilio Cerpa, quien agregó que “el trabajo que está haciendo Tammy en la región es fundamental, ya que es difícil encontrar abogados/as que conozcan y quieran hacer este trámite que lo que hace, hasta que se apruebe la Ley de Identidad de Género, es entregarnos el pleno de nuestra identidad”.

En tanto, para Thomas, nombre social del hombre trans que está realizando la solicitud, es imperioso el cambio para “evitar problemas en mi vida cotidiana o situaciones de discriminación por tener documentos que no me representan como la persona que soy”.