• El presidente ejecutivo de Fundación Iguales, Luis Larrain, se reunió hoy con  un grupo de 14 diputados/as de distintas bancadas y movimientos políticos para abordar la necesidad de adelantar el ingreso de un proyecto de matrimonio igualitario antes de 2017. Entre los parlamentarios estuvieron Denise Pascal (PS), Ramón Farías (PPD), Karol Cariola (PC), Felipe Kast (Evópoli), Matías Walker (DC),  Gabriel Boric (Izquierda Autónoma), Giorgio Jackson (Revolución Democrática) y Joaquín Godoy (Amplitud).
  • Se busca agilizar la discusión dada la complejidad de una iniciativa  de esta envergadura, ya que su implementación no sólo requiere un cambio en el artículo 102 del Código Civil -que habla de hombre y mujer-, sino además de una modificación profunda al derecho de familia.

 

Pasadas las 13 horas de hoy, el presidente ejecutivo de  la Fundación Iguales, Luis Larrain, llegó hasta el Congreso Nacional para reunirse con diputados/as de diferentes partidos y movimientos políticos, con el fin de plantearles la urgencia de adelantar, para el próximo año, el ingreso de un proyecto de matrimonio igualitario, pues de lo contrario sería imposible cumplir el compromiso de campaña de la Presidenta Michelle Bachelet antes del fin de su mandato.

Uno de los puntos abordados por Larrain, quien estuvo acompañado por la directora legislativa de Iguales, Daniela Santana y el director ejecutivo de la fundación, Emilio Maldonado,  tuvo relación con la complejidad que tiene una iniciativa de estas características. Además de cambiar el artículo 102 del Código Civil, el cual hace relación a que el matrimonio es “entre un hombre y una mujer” y que busca ser cambiado por un texto que haga mención a que es “entre dos personas”, un proyecto de matrimonio igualitario debe modificar todas las materias relacionadas con filiación,  fertilización asistida y sociedad conyugal, entre otros aspectos fundamentales.

Asimismo, los representantes de la fundación le explicaron a los/as congresistas que, de acuerdo con un estudio hecho por Libertades Públicas AG, existen más de 8.700 normas en la legislación chilena que mencionan al cónyuge o sus derivaciones según estado civil (viudo/a, divorciado/a…) que tendrían que ser reformadas de aprobarse un proyecto como el del matrimonio igualitario. Todo esto, bajo ningún punto, podría realizarse en apenas un trimestre, tal como lo ha planteado el gobierno al asegurar que ingresará un proyecto de matrimonio igualitario a fines de 2017.

Además, “hay que considerar el tiempo que toma la tramitación de este tipo de proyectos de proyectos en nuestro país. La ley Antidiscriminación, por ejemplo, demoró 7 años en el Congreso; y la de Unión Civil tardó otros 5 años. Por estas razones, presentar un proyecto de matrimonio igualitario a fines de 2017 sería irresponsable y afectaría la credibilidad del presente gobierno”, señaló Larrain.

Durante la conversación entre los/as parlamentarios/as se puso como factor para acelerar la discusión sobre este proyecto el alto respaldo que ha generado esta demanda entre la ciudadanía. En septiembre, según la encuesta Cadem Plaza Pública,  el 60% de los/as chilenos/as aprueban que exista matrimonio entre personas del mismo sexo.

Finalmente, Iguales reconoció los avances conseguidos gracias a la unión civil, pero además se planteó que ésta aún tiene materias pendientes, como por ejemplo, el hecho de que los/as niños/as y adolescentes con dos papás o dos mamás, tienen un vínculo legal solo con uno/a de ellos/as, lo cual los/as deja gravemente desprotegidos.

Larraín agradeció la disposición mostrada por los/as parlamentarios/as e indicó que “el derecho a casarse y formar una familia es un derecho humano básico y como tal no tiene color político. Esta bancada transversal de diputados/as lo demuestra”.

Los/as diputados/as asistentes se comprometieron a la creación de una bancada transversal a favor del matrimonio igualitario y a firmar una carta que entregaremos este viernes a las 10 al ministro Díaz para solicitar el ingreso de un proyecto de matrimonio igualitario a la brevedad.