Matrimonio igualitario

  • La Constitución chilena establece que todas las personas nacen con los mismos derechos. Sin embargo, esto no se cumple en el caso del matrimonio, pues las parejas de sexo opuesto pueden casarse pero las del mismo sexo no. Es decir, existe una discriminación por orientación sexual en el acceso al matrimonio. Esto representa una desigualdad no solo en derechos concretos, sino también simbólica: para el Estado de Chile, las parejas del mismo sexo constituyen una familia de segunda categoría, lo cual contribuye a perpetuar la discriminación histórica que han sufrido gays, lesbianas y bisexuales.
  • Desde octubre de 2015 está vigente la Ley de Acuerdo de Unión Civil, que crea un nuevo estado civil para convivientes de distinto y del mismo sexo. A pesar de que es un avance, hay una serie de beneficios sociales a los cuales las personas casadas pueden optar pero los/as convivientes civiles no, tales como la pensión de sobrevivencia en caso de accidente del trabajo o enfermedad profesional, la asignación familiar y maternal, el aporte familiar permanente de marzo, el bono por cincuenta años de vínculo y el feriado de 5 días al celebrar matrimonio. Además, el sistema previsional de las Fuerzas Armadas y de Orden y el antiguo sistema de pensiones no fueron incorporados en la ley, lo que deja a los/as convivientes civiles de personas afiliadas a estos sistemas en particular desventaja.
  • Más allá de lo económico, es necesaria una ley de matrimonio igualitario que considere la situación de los/as hijos/as de parejas del mismo sexo. A pesar de que en Chile aún no existe la adopción conjunta de un(a) niño/a en forma conjunta por parte de una pareja del mismo sexo, sí existen niños/as con dos padres o dos madres mediante la inmigración de padres o madres con hijos/as, la adopción por parte de solteros/as con pareja del mismo sexo, la reproducción asistida y las relaciones heterosexuales anteriores de personas que luego tienen una pareja del mismo sexo. Esos/as niños/as y adolescentes tienen un vínculo legal solo con uno/a de sus padres o madres, lo cual los/as deja en una grave desprotección en caso de separación de sus padres o madres o muerte de uno/a de ellos/as. Una ley de matrimonio igualitario eliminaría la heterosexualidad obligatoria que existe en la actualidad tanto en el acceso al matrimonio como en la determinación de la filiación.
  • El primer proyecto de matrimonio igualitario fue presentado en marzo de 2008 por la entonces diputada Adriana Muñoz (PPD) y los entonces diputados Alfonso de Urresti (PS), Marco Enríquez-Ominami (PS), Ramón Farías (PPD), Guido Girardi (PPD) e Jorge Insunza (PPD). Luego, en agosto de 2010, un segundo proyecto fue presentado, esta vez en la Cámara Alta, por la senadora Isabel Allende (PS) y los senadores Guido Girardi (PPD), Ricardo Lagos (PPD), Alejandro Navarro (MAS) y Fulvio Rossi (PS). Por último, en diciembre de 2014, los diputados Aldo Cornejo (DC), Daniel Farcas (PPD), Joaquín Godoy (Amplitud), Hugo Gutiérrez (PC), Roberto León (DC), Vlado Mirosevic (PL), Núñez (PPD), Gabriel Silber (DC), Víctor Torres (DC) y Walker (DC). Ninguno de estos tres proyectos contempla la filiación, es decir, que hijos/as de una pareja del mismo sexo tengan un vínculo legal con ambos/as. Ninguno de ellos, tampoco, ha sido puesto en tabla para su discusión legislativa.
  • Durante la campaña presidencial de 2013, 7 de los/as 9 candidatos/as señalaron estar a favor del matrimonio igualitario. La ganadora de la elección, la presidenta Bachelet lo incluyó explícitamente en su campaña y en su programa de gobierno, bajo la siguiente redacción: “convocaremos un debate abierto con participación amplia para la elaboración y posterior envío de un proyecto de ley en esta materia.” Sin embargo, en noviembre de 2015 el ministro Marcelo Díaz, vocero de gobierno, anunció que ese proyecto de ley se enviaría recién el último trimestre de 2017, cuando queden pocos meses de gobierno. Esto impide que se alcance a aprobar durante este período presidencial, pues los proyectos de ley que modifican el Derecho de Familia suelen requerir varios años de tramitación legislativa. En distintas oportunidades, tanto Fundación Iguales como otras organizaciones han hecho ver a ministros/as y a la misma Presidenta que el plazo anunciado es excesivo.

68xkZVRT

  • El 28 de agosto de 2017 la Presidenta, Michelle Bachelet,  firmó el envío del proyecto de matrimonio igualitario. Esta es primera vez que la máxima autoridad del país presenta una iniciativa de este tipo, dando un claro apoyo a las demandas de la diversidad sexual y a la lucha que se ha dado por el reconocimiento pleno de sus derechos.

  • El 5 de septiembre de 2017 el proyecto de matrimonio igualitario ingresó al Congreso, a través de la comisión de Constitución del Senado.
  • El primero de abril de 2001, Holanda se convirtió en el primer país en aprobar el patrimonio entre personas del mismo sexo. Desde entonces, otras 20 naciones han tomado el mismo camino y aprobado el matrimonio igualitario: Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Irlanda, Islandia, Luxemburgo, México, Noruega, Nueva Zelanda, Portugal, Reino Unido, Suecia, Sudáfrica, Uruguay, Groenlandia, Bermudas y Taiwán.
  • 2015 fue un año histórico para el avance de la aprobación del matrimonio igualitario en el mundo. Esto porque, en junio de ese año la Corte Suprema de Estados Unidos declaró que estas uniones debían ser legales en todo el territorio. En México en tanto, el tribunal supremo determinó que es “inconstitucional y discriminatorio considerar el matrimonio como una unión sólo entre un hombre y una mujer”, marcando así precedente para el resto de los países del mundo.

Nuestro proyecto

Primer proyecto de matrimonio igualitario que contempla filiación.

Ver documento

Proyecto de ley presentado en 2008

Boletín 5780-18: Modifica el Código Civil en relación al concepto de matrimonio.

Ingreso: 20/03/2008. Moción de los Honorables Senadores señor  De Urresti, Enríquez-Ominami, Farías, Girardi, Insunza y señora Muñoz.

Primer trámite Constitucional (Senado). Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento. Archivado 01/06/2010.

Ver documento

Proyecto de ley presentado en 2010

Boletín 7099-07: Sobre el contrato de matrimonio entre personas del mismo sexo.

Ingreso: 03/08/2010. Moción de los Honorables Senadores señor Rossi, señora Allende y señores Girardi, Lagos y Navarro.

Primer trámite Constitucional (Senado). Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento. Desarchivado con fecha 15/04/2015.

Ver documento

Proyecto de ley presentado en 2014

Boletín 9778-18: Modifica el Código Civil y la ley de Matrimonio Civil, con el propósito de posibilitar el matrimonio igualitario

Ingreso: 10/12/2014. Moción de los Honorables Diputados Cornejo, Farcas, Godoy, Gutiérrez, León, Mirosevic, Núñez, Silber, Torres y Walker.

Primer trámite Constitucional (C. Diputados). Comisión de la Familia y el Adulto Mayor.

Ver documento

Proyecto de ley presentado por el Gobierno en 2017

Boletín N° 11.422-07

Proyecto de ley, iniciado en mensaje de S. E. la Presidenta de la República, que modifica diversos cuerpos legales para regular, en igualdad de condiciones, el matrimonio de parejas del mismo sexo.

Ver documento

Desde los años 90 existen diversos estudios que avalan la adopción y crianza homoparental. Entre estos, se encuentra la postura de la Asociación Americana de Psicología (APA) respecto a la cual se concluye que no hay respaldo científico para afirmar que madres y/o padres homosexuales no son aptos para la crianza de niños debido a su orientación sexual. Por el contrario, los resultados de las investigaciones (Patterson, Perrin, Armesto, Tasker y Golombok) señalan que madres lesbianas y padres homosexuales tienen la misma probabilidad de proveer un ambiente saludable y de apoyo para niño/as.

Por otra parte, en el ámbito nacional, el Colegio de Psicológos de Chile ha sido claro en rechazar cualquier tipo de prohibición a las personas de la diversidad sexual para criar, educar, y adoptar niños, niñas y adolescentes. Además, ha reconocido que en Chile ya existen familias  homoparentales, las cuales no cuentan con el reconocimiento y protección que si cuentan las familias compuestas por parejas de distinto sexo, lo que deja a estos niños, niñas y adolescentes sin el derecho a ser reconocido/as legalmente por sus padres o madres. Esta falta de regulación y de derechos, reproduce y legitima el estigma social que recae sobre sobre las familias y personas de la diversidad sexual, lo que causa ansiedad, estrés y otros malestares.

Documento

Ver documento