Unas 130 mil personas se plegaron hoy a las XIX Marcha del Orgullo que el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) y Fundación Iguales convocaron para exigir el cese de la discriminación y la plena igualdad legal para las personas Lesbianas, Gays, Bi, Trans e Intersexuales (LGBTI) y las familias compuestas por parejas del mismo sexo.

Las miles de personas que se plegaron a la convocatoria en Plaza Italia -portando carteles y banderas con las que demandaban igualdad de derechos- se desplazaron por la Alameda y terminaron con un evento político-cultural en Plaza Los Héroes.

Iguales y Movilh enfatizaron la urgencia de que el Estado efectivamente se comprometa con la prevención y erradicación de los discursos y acciones que violentan los derechos humanos de las personas en razón de su orientación sexual, expresión o identidad de género y, para tales efectos, exigieron al Gobierno que cumpla con su compromiso de reformar la Ley Antidiscriminación.

De igual manera, los colectivos LGBTI criticaron que el Congreso Nacional siga sin aprobar la adopción y filiación para parejas del mismo sexo y el matrimonio igualitario, pese a que todos los sondeos sostienen que la mayoría del Parlamento respalda dichos proyectos de ley que son un compromiso asumido por el Estado ante la Comisión Interamericana de DDHH (CIDH).

“Cada día que pasa sin aprobar estas leyes, es un día más de desigualdad e injusticias que tiene como responsable a un Estado hasta ahora ineficiente para garantizar la universalidad de los derechos humanos. La discriminación haca las personas LGBTI se traduce además en golpizas y asesinatos en razón, todo lo cual requiere con urgencia medias eficaces por parte del Estado, donde la prevención, la educación y sensibilización son vitales”, sostuvo el vocero del Movilh, Óscar Rementería.

En tanto, el presidente de Iguales, Juan Enrique Pi celebró la continuidad de la alianza entre ambas organizaciones. “Por segundo año consecutivo, Fundación Iguales y Movilh organizan la marcha del Orgullo de Santiago, y lo hacemos con miles de familias y personas que entienden que requerimos un país justo, sin violencia, y donde todos podamos acceder a los mismos derechos y con los mismos nombres. La marcha del Orgullo es una fiesta donde reivindicamos que no estamos dispuestos a vivir con miedo ni a ser ciudadanos de segunda clase”.

Pi agregó que “es urgente que el Senado ponga en tabla el proyecto de ley de matrimonio igualitario, que tiene mayoría en ambas Cámaras y mayoría en la ciudadanía. Las familias de Chile no pueden seguir esperando”.

Tanto Iguales como el Movilh valoraron además “el entusiasta respaldo de las personas que hoy nos acompañaron, así como de las autoridades que se plegaron a nuestras demandas”.