Una pareja del mismo sexo en Hamilton, capital de Bermudas,  ganó la demanda legal contra la Secretaría General, institución que anteriormente había rechazado su solicitud de casarse en dicho país.

Winston Godwin y su prometido canadiense, Greg DeRoche, llevaron su caso a la Corte Suprema de Hamilton tras haber sido refutada su solicitud de unión civil. Tras apelar, y acogiéndose en la Ley de Derechos Humanos, la corte protegió su derecho a casarse.

Esta mañana, el juez de la Haya, Charles Etta-Simmons, dictó su fallo que decía: “Sobre los hechos, los demandantes fueron discriminados por su orientación sexual cuando el Registrador se negó a tramitar su notificación del matrimonio previsto”.

La sentencia continúa: “Los demandantes tienen derecho a una Orden de Mandamus obligando al secretario General a actuar en conformidad a los requisitos de la Ley de Matrimonio y a la declaración que indica que las parejas del mismo sexo tienen derecho a estar casadas en virtud de la ley”.

Nota traducida de change.org