Durante esta tarde se llevó a cabo la segunda jornada de votación del proyecto de ley de identidad de género en la Sala del Senado. En esta oportunidad y por 12 votos a favor y 6 en contra se rechazó la indicación que permitía a terceros padres, madres, hijos/as, cónyuges y convivientes civiles de los/as solicitantes oponerse a su cambio de nombre y sexo registral de las personas trans.

Esta tarde y durante la segunda jornada de votaciones del proyecto de ley de identidad de género, realizada en la Sala del Senado, se rechazó la indicación presentada por el senador Andrés Allamand que permite a tercerospadres, madres, hijos/as, cónyuges y convivientes civiles de los/as solicitantes y aprobada en la discusión durante su paso por la Comisión de Derechos Humanos gracias a votos de Jacqueline van Rysselberghe, Manuel José Ossandón y Pedro Araya—  oponerse al cambio de nombre y sexo registral de las personas trans.

Para el presidente ejecutivo de Iguales, Juan Enrique Pi, “nos alegra que, por amplia mayoría, se haya rechazado la indicación que permitía la oposición de terceros al ejercicio de este derecho”.

Durante la sesión de este miércoles, además se aprobó por 12 votos a favor y 7 en contra la indicación que exige a los/as solicitantes la presentación de una evaluación médica con el objeto de determinar  si “(él o ella) cuenta con las condiciones psicológicas y psiquiátricas necesarias para formular la solicitud”, lo que fue rechazado por Pi quién calificó la medida como patologizante. “Junto con reponer niños y niñas en el segundo trámite, deberemos también eliminar los requisitos patologizantes, que fueron aprobados en este trámite, y que vulneran la dignidad de las personas trans”, dijo Pi.

La discusión en Sala se retomará la próxima semana.