• A fines de agosto la fundación denunció que la imprenta Publicamos, negó a una pareja del mismo sexo la cotización de invitaciones para su unión civil sólo por su orientación sexual.

 

Hoy, ante el 5º Juzgado de Policía Local de Santiago el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) presentó una denuncia contra la imprenta Publicamos, por la negativa de la misma, de realizar la cotización de las invitaciones de la Unión Civil de una pareja del mismo sexo compuesta por Pablo Zapata –voluntario de la Fundación Iguales- y su novio Luis Carreño.

Luego de que la mediación inicial llevada a cabo por Sernac entre la empresa y los afectados no llegara a buen puerto, debido a la negativa de la imprenta a reconocer su error, insistiendo en la justificación de sus “valores cristianos”, el organismo decidió ir más allá y presentar una denuncia ante el juzgado.

Éste, acogió la denuncia realizada por Iguales y Zapata por una vulneración ante la Ley del Consumidor y la presentó como denuncia ante el 5º Juzgado de Policía Local de Santiago. Esto ocurrió luego de que el proceso presentado inicialmente por la Fundación tuviera un cierre desfavorable para los afectados.

La denuncia se funda en la vulneración del derecho a la libre elección del servicio; el derecho a a no ser discriminado arbitrariamente por parte de proveedores de servicios; la negativa injustificada a la prestación de un servicio; y, la infracción del proveedor que en la prestación de un servicio, actuando con negligencia, causa menoscabo al consumidor.

Los afectados, asesorados por Fundación Iguales, se harán parte de este asunto.

El presidente ejecutivo de Fundación Iguales, Luis Larraín, celebró el accionar del Sernac y agregó que “es lamentable que algunas empresas piensen que sus creencia, están por sobre la ley que nos rige a todos. Este es un ejemplo de la discriminación que día a día sufren las parejas del mismo sexo en Chile y que, a pesar de existir legislación que la prohibe, sigue existiendo, lo que refuerza la necesidad de fortalecer la Ley Antidiscriminación, prometida por la presidenta Bachelet”.