Durante esta jornada se realizó la primera sesión de la mesa a favor de la inclusión de las personas trans en el mundo laboral del Ministerio del Trabajo. La iniciativa fue gestionada por OTD Chile quién invitó a Iguales a participar debido a la expertise que ha mostrado en estas materias a través de Pride Connection Chile.
Esta mañana, en dependencias del Ministerio del Trabajo, se llevó a cabo la primera mesa a favor de la inclusión de las personas trans en el mundo laboral. La iniciativa gestionada por OTD Chile y a la cuál fue invitada Fundación Iguales debido al trabajo que ha desarrollado a través de su red de empresas Pride Connection Chile busca generar una serie de acciones que ayuden a disminuir la discriminación que sufre este grupo de la diversidad sexual.
Para esto, la mesa sesionará de manera periódica y, por lo pronto, tendrá tres ejes de acción: el primero, a cargo del Ministerio del Trabajo, busca elaborar un estudio, a nivel nacional y bajo estándares y metodologías de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para medir los niveles de discriminación que existen en las empresas chilenas hacia las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (LGBT), con foco en personas trans.
El segundo, en este caso a través del Sence y en comunicación con las empresas de Pide Connection Chile, se buscará desarrollar cursos de capacitación, que respondan a necesidades de estas compañías, para que las personas trans que accedan a estos programas, encuentre una posible fuente de trabajo en alguna de las empresas de la red.
Finalmente, se llevarán a cabo una serie de reuniones con el Servicio Civil, entidad que lleva a cabo las postulaciones y selección en el sistema público,  para asegurar que sus procesos de selección y reclutamiento sean mucho más inclusivos.
El director ejecutivo de Iguales, Emilio Maldonado, celebró “que un organismo del Estado se interese en la inclusión de personas trans en los espacios laborales nos parece un gran avance. No debemos olvidar que las personas trans son marginadas del trabajo formal y es deber de todos -Estado y sector privado- promover su inclusión y no discriminación”.